A pesar que en Ecuador muchos dicen que la crisis no se siente todavía, hay que prepararse para enfrentar cualquier coletazo que nos llegue, porque tarde o temprano, llegará y tal vez más que uno. Desde este punto de vista, debemos entender los fenómenos sociales que forzarán a los consumidores a cambiar sus hábitos y preferencias de compra.

Frente al escenario internacional altamente cambiante y elecciones políticas internas por venir, los ecuatorianos tenemos que enfrentar una vez más, una situación a la que años atrás estábamos muy acostumbrados, pero en los últimos ya nos habíamos desacostumbrado. “El estilo de vida de los ecuatorianos cambió con la dolarización, se abrieron los créditos de consumo, la gente compró sus departamentos, sus autos, se acostumbró a salir al cine una vez cada tres semana” dijo Francisco Villamarin, director de cuentas de Norlop JWT Quito en una entrevista con MarketingActivo y añadió que esto ahora, nuevamente va a cambiar; razón por la que los marketineros debemos prepararnos.

Ahora, los consumidores pensarán tres veces antes de hacer una compra, especialmente en el segundo semestre del año. Ya las ventas navideñas 2008 no fueron las que se esperaban, se empezó a sentir el cambio de comportamiento a pesar de todo el optimismo que muchos conservaron.

Los juegos de mesa, por ejemplo se están poniendo más de moda en los USA en lugar de salir a pasear, simplemente porque “salir a pasear” significa algunos helados, cafetitos y gustitos adicionales que suman centavos y los centavos suman dólares. Otro comportamiento interesante a cambiar es el gusto de ir al cine, porque también significan unos dólares adicionales inesperados. En el continente europeo que gusta mucho de la lectura, ya no están comprando libros.

En el país podemos hacer el análisis con algunos gustitos que los ecuatorianos los volvimos hábitos, el café con el grupo de amigos después del trabajo, los helados de la tarde, el licor de algunos años de añejamiento, los abrigos, las botas, los aparatos electrónicos que se han vendido muy bien especialmente en los últimos 4 años. Las marcas venían haciendo un trabajo para llenar los espacios de los consumidores entre todos estos hábitos que creamos.

Ahora estos gustos de estilos de vida diversos, serán los que estemos dejando o cambiando, según a los ajustes que cada consumidor haga de acuerdo a su nivel de endeudamiento y, expectativa de gasto que considere y asigne para cada obligación o gustito que se permita. Lo cierto es que todo viene incierto, el ritmo de cambios se nota acelerado y los ecuatorianos hemos demostrado reaccionar siempre bien. Otro factor certero es que tendremos que trabajar en mantenernos en la mente de los consumidores para que a pesar de los cambios de preferencia en compra, sigan eligiendo nuestra marca. Así que adelante con la fidelización!

María Belén Tinajero B., Directora y Conductora, MarketingActivo Artículo publicado en Revista Ensaga, Edición Enero 2009.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s