Irás, impotencia y luego “resignación”. Sin embargo en el camino aparecen otros sentimientos y actitudes: decepción, cólera, frustración, desánimo, furia, cansancio, agotamiento, confusión, dudas y otras cosas más que no son del “buen vivir”.

Cuando leemos sobre el “buen vivir” hasta como política de estado, en el caso de Ecuador y tal vez otros países que no lo denominan así, pero en el fondo es lo mismo; leemos los “ateos” expresándose en la Semana Mayor -según la religión católica- de una manera altamente ofensiva; vemos en diferentes videos -digitales y tv- análisis y cuestionamientos -sin duda valiosos reportajes en algunos casos- pero sin respeto al otro. Dónde queda la idea de “humanidad”.

Entiendo que el ser humano, como raza, sigue su evolución tanto corporal como emocional y me pregunto: ¿por qué los “hdp” siguen progresando y saliéndose con la suya? no es algo netamente cultural, ni etario, ni se define por niveles sociales, ni se expresa por la falta de “educación”, ni veo que hay una diferencia entre familiares, amigos, conocidos o relaciones netamente profesionales. Simplemente se manifiesta en todas partes y mucho más frecuente de lo que yo pensaba. Pequé de inocente!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s